lunes, 5 de marzo de 2012

Superhéroes y Cthulhu (Parte I)

¿Irreconciliables? Esa sería la pregunta. Generalmente esta combinación provoca cierta...alarma, dando la sensación, ab initio,  de que la incursión de un elemento tan pulp como un superhéroe en cualquier juego de rol basado en la obra del amigo Howard desvirtuaría su esencia. Entonces, cuando la ambientación, la atmósfera y los recursos narrativos priman sobre cualquier otro elemento, cuando la fragilidad de nuestros personajes es una de las bazas fundamentales de nuestro Guardián, cuando la sombra de un tentáculo o un inquietante sueño con alguna ciudad de ángulos imposibles hacen que temamos por la cordura de nuestro personajes. ¿Es posible que aparezca un super hombre sin que todo se vaya al traste?.

Yo creo que, bien utilizado, puede ser un recurso narrativo y de juego tan válido como cualquier otro, distinto, atractivo, dando lugar a llamativos titulares en los periódicos, a investigaciones, valiosos informantes, poderosos aliados y figuras encapuchadas que siguen a los personajes por los oscuros callejones de Arkham.

La idea es introducir a superhéroes en los juegos de terror cósmico sin cargarnos la atmósfera, sin frivolizar ni que se resienta la narración, y adaptándolos a la temática no veo porque no va a ser posible.
Si bien igual es más difícil de encajar en una partida estrictamente purista, es un recurso que, como tantos otros elementos pulp (no contar las balas, trepidantes persecuciones en coche, personajes con poderosas requilias de los mitos que pueden plantar cara a un Horrendo Cazador) puedes tomar o dejar, pero que no hay que vetar.

Primero me gustaría matizar que la acepción "superhéroe" igual no es la más adecuada. Hablo de un concepto más propio del que se tenía de ellos en los años 30, más noir, igual encajando más con el arquetipo de "vengador enmascarado" ,"justiciero" o "vigilante". Los convierte en héroes lo que hacen y cómo lo hacen, pudiendo tener alguna característica especial, un entrenamiento específico, más medio de los normal o incluso alguna cualidad sobrehumana o ultraterrana, porqué no. Digamos que en estos "superhéroes" lo fundamental es la parte de "héroe", más que la de "super".

La wiki nos indica las características que hacen a un superhéroe lo que es, que un poco adaptadas a los juegos de rol lovecraftianos serían:

- Un origen o momento en el que se convierte en superhéroe: puede ser el momento en que adquiere su  alter ego heróico, consigue una reliquia que le otorga ciertas facultades o encaja el trauma o shock de los mitos que le lleva a donde está ahora. Quizá una revelación traumática, la caída de un pilar de cordura...

- una o varias capacidades especiales: pueden ser desde un entrenamiento marcial exhaustivo hasta el conocimiento de ciertos hechizos, la posesión de un arma o artefacto de los mi-go, alguna capacidad sobrenatural, precognición, videncia, conocimiento de las artes arcanas...

- lucha desinteresada en defensa de los inocentes/contra los mitos.

- perfección anatómica (no la veo muy necesaria...pero ayuda).

- una identidad secreta: yo creo que esta es la característica principal que diferencia en cualquier partida de rol lovecraftiana a un héroe o personaje heróico al uso de un superhéroe.

- un uniforme: en este contexto encajan bastante bien las capas, sombreros de ala ancha y antifaces, grandes gabardinas o incluso uniformes militares,  huyendo un poco del típico uniforme de superhéroe ajustado y de colores llamativos. Aunque lo dicho, para gustos...colores.

- la existéncia de un némesis o villano, que en este caso podrían ser desde criminales corrientes hasta miembros de una secta en concreto o, en el caso de que nuestro superhéroe tenga conocimientos suficientes sobre los mitos y el valor ( o la poca cordura) necesarios como para enfrentarse a ellos...

Creo que siguiendo estas directrices se pueden crear una serie de arquetipos de superhéroes para nuestras partidas tanto de El Rasto como de La Llamada de Cthulhu:

- Superhéroe sin cualidades sobrehumanas: el vigilante enmascarado que, sin tener ninguna cualidad sobrenatural o extraordinaria, patrulla el Arkham nocturno combatiendo a criminales y sectarios, valiéndose únicamente de sus habilidades. Puede tratarse de un diletante que, dados los traumas que le marcan desde la niñez, pone toda su fortuna a disposición de su alter ego enmascarado ( ¿os suena de algo? ), un profesor de universidad que ha visto demasiado en sus viajes, y vé que el mismo mal anida en su ciudad o un justiciero al límite de su cordura que no tiene nada que perder.

InspiraciónThe Phantom, héroe de 1936 , armado únicamente con dos pistolas y que introduce la idea de que al Fantasma anterior le sucede uno posterior (en este caso de padre a hijo), transmitiendo su identidad, traje y máscara , creando la ilusión de inmortalidad.

Para ambientarnos, podemos encontrar además del comic  una película (que he visto) y una mini-serie (que no he tenido el placer de ver). Que hagan o no justicia al comic depende ya del criterio de cada cual.

Otro buen ejemplo puede ser El Avispón Verde, que con su fiel compañero Kato, se infiltraba en organizaciones criminales. Tiroteos, persecuciones en coche y artes marciales. Lo más "sobrehumano" que había en el serial era Black Beauty, un coche con adelantos tecnológicos algo...inverosímiles para la época.

Además del serial de 1966 tenemos una película relativamente reciente. Pero donde esté Bruce Lee...


- Superhéroe "Steampunk": De un corte mucho más pulp que el anterior, me refiero al superhéroe que se sirve de gadgets, artefactos extratarrestres o reliquias que le otorgan un nivel de tecnología muy superior al propio de los años 20 o 30, sin tener él, por si mismo, una capacidad o poder sobrehumano. 

El artefacto en cuestión puede tener un origen mundano pero relacionado con la influencia de los mitos. Nuestro héroe puede haber estado en contacto con el Trapezoedro Resplandeciente, haber aspirado el humo de la Lámpara de Alhazred, haber estado bajo el influjo de la droga plutónica Liao o haber probado en alguna ocasión la Hidromiel Espacial ( o bien haber conocido a alguien que haya estado en esta situación). En tal caso, no sería raro que hubiera adquirido los conocimientos suficientes como para crear algún ingenio mecánico basado en la tecnología de la que se dispone en 1930, por ejemplo.También podría haber adquirido directamente el objeto.

Otra opción sería que tuviera a su disposición un artefacto alienígena o una reliquia relacionada con los mitos, que sepa utilizarla y su cordura no se consuma en el proceso. Podríamos hablar de un arma encantada, algún objeto que "ate" a un criatura de los mitos, sometiéndola a su voluntar, un objeto que contenga algún hechizo o simplemente algún amuleto que le otorgue una protección antinatural de alguna clase.

Inspiración: The Rocketeer, un joven piloto que se convierte en héroe únicamente armado con un Jetpack y un casco que le hace las veces de timón, muy "steampunk", todo ello situado en el Hollywood de los años 30. Y aquí está la ficha de la película.


 - Superhéroe con cualidades sobrehumanas: El héroe que cuando te giras para volver a mirarle ha desaparecido, que entona palabras extrañas con efectos aún más extraños, que parece tener la fuerza de diez hombres y las sombras danzan a su alrededor, que puede someterte a su voluntad y al que no recuerdas haber visto.

Adaptándolos al trasfondo de los mitos, lo lógico es que sus poderes nazcan de algún tipo de contacto con alguna de las razas ultraterrenas que juguetean con nosotros, oh pobres humanos. Pueden haber mutado de alguna manera, ser objeto de un experimento de los mi-go y haber sobrevivido milagrosamente, que su sangre esté corrupta por los ajenos y eso le otorgue ciertas cualidades especiales, escapar de un ritual del que han sido objeto o simplemente tener en su posesión un tomo de los mitos o artefacto que les dé acceso a ciertos hechizos.

Yo creo que en este caso hay que ser cautos: hablamos de superhéroes en los mundos del de Providence...y no deberían ser todopoderosos, y si lo son lo lógico es que hayan pagado un precio...y ya no se acerquen demasiado a la definición estricta de "héroe". Para evitar esto lo mejor es definir qué poderes tienen y de donde los han obtenido. Por ejemplo, puede que nuestro héroe encontrara en la biblioteca un libro que su abuelo guardaba bajo llave, sin título, y tras leer atrocidades sobre un Dios Deforme note cierta oscuridad en su interior...pero también pueda detectarla en los demás al mirarles a los ojos, sabiendo quien lo adora. Y si se concentra y recita una palabras que se le han quedado gravadas...

Inspitación: The Shadow, superhéroe de 1930 , muy oscuro, que volvió de sus viajes pudiendo manejar las sombras a su antojo y con ciertos poderes psíquicos aprendidos de monjes tibetanos (todos sabemos que los monjes tibetanos tienen poderes, o si no,  ¿por qué vuelan, eh?).

Para variar, también tenemos una película , siendo The Shadow encarnado por Alec Baldwin y en la que simplifican mucho la historia del héroe para hacerla entendible a nivel "Hollywood".


- Superhéroe en la cuerda floja: Sea cual se la procedencia o poderes de este "superhéroe", lo que está claro es que está al borde del abismo...y seguramente no hay vuelta atrás. Son los justicieros que vagan desesperados o persiguen su objetivo sin descanso, sin tregua, rayando la locura. No se puede razonar con ellos, no les puedes hacer cambiar de opinión, no puedes ponerlos a tu favor. Si vuestros objetivos coinciden puede ser un poderoso aliado (aunque la pregunta sería...¿te interesa un aliado al que no puedes controlar?), pero si te interpones en su camino...pasas a ser un enemigo más.

A pesar de no hacer referencia a sus habilidades, creo que este tipo de héroe merece una mención aparte dentro de una ambientación con tintes lovecraftianos. Puede que su alter ego naciera en el momento en el que se fragmentó su mente, incluso abandonando su antiguo yo y su vida anterior, viviéndola  través de su identidad enmascarada...o puede que el uso de sus poderes le haya llevado a donde está ahora, el caso es que este tipo de héroe actúa de forma desesperada, radical o incluso irracional.

Es fácil relacionarlos con un fuerte shock de los mitos o con personajes cuya cordura ha llegado a cero, y lo lógico es relacionar su comportamiento con algún transtorno mental (sea permanente o transitorio): esquizofrénia, delírios, bipolaridad, paranoia o manía persecutoria son los ejemplos más comunes.

"¿Sabes qué me gustaría? Me gustaría que toda la escoria de la Tierra estuviera en una sola garganta, y tener mis manos en torno a ella"
Inspiración: Rorschach, el antihéroe de la acojonante (no hay otra palabra para describirla) novela gráfica Watchmen, escrita por Alan Moore, que persigue su objetivo de forma obsesiva, continuando su cruzada en solitario y para el cual no existe el relativismo moral.
Y que decir de la pelicula, que tiene una de las mejores intros que recuerdo.

Un ejemplo algo distinto es Darkman, el antihéroe calcinado interpretado por Liam Neeson, el fenómeno del "científico loco" pero a la inversa. Sustituye su cara por la de otros (no...literalmente) y su único fin es la venganza.

Otros dos superhéroes que se ajustan a este arquetipo son Punisher deltro del Universo Marvel y Batman por parte de DC.


Continuará...











7 comentarios:

Andrés Palomino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Andrés Palomino dijo...

hablando de Cthulhu y superhéroes: a href="http://criptadelhorrorinnombrable.blogspot.com/search/label/superh%C3%A9roes

un saludo, fhtagn!

SvK dijo...

Gracias por comentar Adrés! me encanta Unspeakable Vault (of Doom) y me has dado la idea de poner un enlace en el blog.

Un saludo!

Athal Bert dijo...

Muy interesante. Quizás estaría bien comentar que Hellboy y AIDP, un cómic de "superhéroes" bebe mucho de la temática Cthulhiana y creo que alguna vez algo ha aparecido.
La propia Chaosium planteó un suplemento llamado Cthulhu Pulp para la llamada de Cthulhu en la que quería dar reglas de científicos locos y "vigilantes" entre otras cosas, pero que no ha visto la luz y de momento nunca más se supo, pero se la fecha de publicación ya pasó...
Y finalmente, poniéndome picajoso, Rocketeer no es steampunk, seria dieselpunk

SvK dijo...

Muy buenas Athal Bert!! Ante todo felicidades por tu blog (me encanta que halla uno en el que se trate el rol mde una forma tan...científica, hablando del rol como concepto) y gracias por comentar.

Me encanta Hellboy ( y en general todo lo que haga Mike Mignola) y sí, no solo es muy tentacular si no que ha llegado a hacer referencia directa a Lovecraft. Lo tengo muy presente e iba a hacer referencia a Hellboy en la tercera parte del artículo (si hijo si, habrá una tercera).

Te agradezco que me recuerdes lo de Cthulhu Pulp, me sonaba que existía pero no lo tenía muy situado.

Respectato a Rocketeer...en realidad lo de "steampunk" no es la mejor clasificación que puedo hacer de ese tipo de héroes, era para aclararnos un poco y ponerles una etiqueta algo genérica. Pero sí, un poco impreciso por mi parte, lo corregiré.

Lo dicho, un saludo y espero volver a verte por aqui!

Athal Bert dijo...

Gracias SvK, me alegra que te guste mi blog.
Me he olvidado de referenciar antes al gran Bogavante Johnson! dentro del universo de Hellboy digamos. Un vigilante de lo años 20, con episodios dentro de las colecciones de Hellboy e incluso con un número própio: El Prometeo moderno.

El Cthulhu Pulp del que hablaba antes ( http://www.chaosium.com/article.php?story_id=78 ) se anunció para Cthulhu d20 y luego cuando fracasó esa linea se anunció para La llamada de Cthulhu de sistema BRP de toda la vida pero en los años 30. La fecha de publicación debía ser en 2011 pero estamos en 2011 y no se sabe nada. Yo personalmente he preguntado a Chaosium por facebook si lo lanzaran finalmente pero no he obtenido respuesta. Nada más espero con interés la continuación del artículo.

Athal Bert dijo...

Ups Bogavante Johnson no era de los años 20, era de los años 30 y 40... que luchaba contra los nazis.

Quizás también te interese...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...